Fugazmente Chamberí: Subterráneo

Foto metro EVE
En la estación de metro de Chamberí en Madrid ya sólo quedan los fantasmas a las horas de salida del trabajo, figuras pastosas que se impacientan esperando un tren que ya no se detiene. Cuando los visitantes corpóreos entran a degustar el tinte añejo de las paredes blancas, azules y verdes de azulejo brillante, los espectros se preguntan qué sucede para que estos visitantes se asombren tanto. Para ellos es normal lo que ven en aquella estación. Siguen con la vista los trenes que pasan, lanzan sus dudas al oxígeno escaso del subterráneo: ¿Por qué no para ya su metro?, ¿Quién les llevará de vuelta a casa?
Las puertas permanecen cerradas, los visitantes bajan y no les explican nada. Nosotros, turistas, somos fantasmas para los fantasmas.
Quizás el mejor modo de contemplar la estación de metro de Chamberí estos días es con la fugacidad aportada por el viaje en un vagón, atravesando su túnel aún candorosamente iluminado.

Imágenes propias, tomadas el 10/11/2014

Si no comentas un fémur se comerá tu merienda:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s