Puertas [~R]

20130914-035822.jpg

Ilustración de Sam Wolfe Connelly

Amanece la puerta rota, decido salir, volver a entrar.
Es cuando las partituras ya no importan.
Un trueno ha rajado las cesuras;
no habrá vacío entre palabras.
El rugido has sido tú:
con tu risa, frases crestas,
los silencios
has partido los patrones,
has echado
la puerta abajo.

Aparece la puerta inmóvil
y un espacio que llenar
entre nosotros, y mis ojos
te están buscando.
Sí, has visto
mis láminas de madera,
el metal que las blinda, los goznes
que chirriaban.
Las has visto,
son ya puertas y no puerta,
son las mil del palpitar,
mi casa de las mil puertas
corre de aorta a ideas;
inundadas de ilusión.
Calíope tras la primera,
durmiendo y tú sin mirarla,
la vida tras la segunda,
pasando y tú disfrutando,
tus ojos tras las restantes,
todos atentos, todos narrando,
sin más musa que valga.
¿Y qué hay tras de mí ahora?
puertas partidas, puertas cerradas.
Da igual detrás.
Delante de mí están las horas,
sin más que tú hablando.
¿Y si no hay más que pedir?
Sin duda me has marcado.

Si no comentas un fémur se comerá tu merienda:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s